Blog Últimos artículos

ordenador.jpg

TOP 5 de ventajas de navegar con proxys

Desde que aparecieron los proxys en nuestras vidas son muchas las dudas que se plantean sobre ellos, ya que no todo el mundo tiene este término familiarizado todavía. Quizás muchos no sepan la lista de ventajas que puede suponer navegar con proxys, de hecho muchas personas ni siquiera qué es exactamente un proxy y para qué sirve.

Desde que aparecieron los proxys en nuestras vidas son muchas las dudas que se plantean sobre ellos, ya que no todo el mundo tiene este término familiarizado todavía. Quizás muchos no sepan la lista de ventajas que puede suponer navegar con proxys, de hecho muchas personas ni siquiera qué es exactamente un proxy y para qué sirve.

Un proxy permite a un usuario navegar a través de un intermediario, el propio proxy, permitiendo el acceso a páginas bloqueadas por diversos motivos. De esta forma, no es la IP del equipo en cuestión quien accede a una página bloqueada, sino que este acceso se realiza a través de un proxy, el cual no está bloqueado. Pero, ¿cuáles son las ventajas adicionales de navegar con proxys?

Seguridad

El usuario que utiliza proxys navega a través de este intermediario (proxy), que tiene un tráfico mucho menor que la navegación habitual de Internet. De hecho existen proxys privados a través de los cuales únicamente navega el usuario en cuestión, por lo que no comparte navegación con ningún otro usuario más, y existen proxys compartidos en los que comparten navegación distintos usuarios, pero siempre el flujo será menor que si no se utilizan los proxys. Debido a este motivo, la seguridad es mucho mayor.

Velocidad

Por un motivo idéntico al anterior, la utilización de proxys implica inmediatamente una velocidad mayor de navegación. Es decir, al utilizar este intermediario uno o pocos usuarios, el medio está menos transitado y la velocidad de navegación es mucho mayor.

Identidad oculta

Los proxys se encargan de ocultar la identidad de la dirección IP del equipo desde el que se navega, por lo que el usuario tiene la oportunidad de acceder a página bloqueadas, y poder ver, por ejemplo, programas de televisión online españoles desde países extranjeros.

Control

Al ser el intermediario, es decir, el proxy, el que hace el trabajo de la navegación, se pueden restringir permisos y accesos a los usuarios, lo que permite un mayor control en el equipo desde el cual se navega.

Filtros

En el curso de la navegación, el proxy puede detectar que ciertas peticiones están prohibidas o son peligrosas y puede negarse a responder a ellas y si, además, restringimos ciertas acciones de los usuarios, es el intermediario (proxy) quien filtra este tipo de actuaciones y decide si las peticiones que recibe son o no aptas para llevarlas a cabo.